*

El Norte Escolar

Edición del grupo Hojas de papel de Colegio La Milagrosa de Salamanca

Estás en > Grupos > Portada de Hojas de papel Hemeroteca

Algo nuevo sobre el azúcar

Video Algo nuevo sobre el azúcar
Vista panorámica de la fábrica Acor

19.12.2016 - Hojas de Papel

Hoy os traemos nuestro reportaje sobre el azúcar. Hemos visitado la fábrica de Acor y a Javier, un padre con una niña enferma de diabetes.

  • Current rating

7 votos

12 comentarios

 

Hoy os traemos nuestro reportaje sobre el azúcar. Hemos visitado la fábrica de Acor y a Javier, un padre con una niña enferma de diabetes.

ACOR

La Sociedad Cooperativa General Agropecuaria ACOR es una cooperativa agrícola, que se ha centrado en la producción de azúcar a partir de la remolacha.

La fábrica de ACOR está situada en Olmedo (Valladolid) y se construyó en 1975.

¿CÓMO SE OBTIENE EL AZÚCAR?

El azúcar se obtiene a partir de la remolacha azucarera, que se transporta hacia la fábrica con camiones. Esa remolacha se almacena en unos silos para, posteriormente, ser trasladada al interior de la fábrica por flotación.

Una vez allí, la remolacha cae en unos molinos, que la cortan en tiras. Esas tiras se meten en una torre con agua, de forma que el azúcar que tiene la remolacha pasa al agua. Tras este proceso, queda la remolacha sin el azúcar, que se suele usar para hacer alimento para los animales, y el azúcar disuelto en el agua, que se va depurando a lo largo de todo el proceso. Para sacar todo el azúcar que tiene la remolacha se prensa y se pasa a unos secaderos.

Después de separar el azúcar de la remolacha, el siguiente paso es depurar el azúcar, ya que suele tener arena y está sucio. Lo que se hace para depurarlo es añadirle lechada de cal, que es una mezcla de piedra caliza con carbón, de forma que los no azúcares reaccionan con el calcio, y a la lechada de cal se le añade CO2, que forma el carbonato cálcico, una sustancia que se puede filtrar. Una vez filtrado, se vuelve a añadir CO2 y se filtra de nuevo, para posteriormente evaporarlo y para poder obtener los cristales de azúcar.

El proceso de obtención de los cristales se hace en las tachas, unas cazuelas que trabajan a una temperatura de unos 80ºC. Cada una de las 10 tachas que hay tiene una cámara, en la que se controla el grano. En función de la fase de cristalización en la que se encuentre, el azúcar tiene un tamaño u otro. Una vez que el cristal tiene el tamaño adecuado, se separa una miel, que está en el interior de las tachas, de los cristales de azúcar, y se hace por centrifugación.

Los cristales de azúcar se descargan en unos depósitos intermedios, en los que se les van dando vueltas a una masa de azúcar. En función de la cantidad de veces que se haya cristalizado el azúcar, se distinguen diferentes calidades: de primera, de segunda y de tercera. El único comercial es el de primera: el de segunda y el de tercera se van reutilizando, y se pueden distinguir por su color, ya que el de tercera es más oscuro y es más amargo que el de segunda.

Una vez que se ha separado el azúcar de primera, se procede a su almacenado. Hay diferentes cadenas de empaquetado: unas son de azúcar producido en la fábrica y otras son de azúcar comprado hecho, pero empaquetado por ACOR. Las diferentes máquinas tienen sensores de peso y metales, por lo que eliminan aquellos paquetes que pesen más de un kilo, o aquellos que lleven metales. Después de empaquetar el azúcar, se agrupa en docenas o en medias docenas y se juntan en una caja. Los encargados de transportar esas cajas hasta un almacén son unas máquinas programadas para ir solas por la fábrica, que saben dónde tienen que llevar cada una de las cajas de azúcar. Después de llevarlas al almacén, salen hacia los comercios para ser vendidos al público.

PREGUNTAS:

1. ¿Cuándo se creó la fábrica? En 1975.

2. ¿Cuánto azúcar producís cada día? 1.500 toneladas.

3. ¿A qué lugares exportáis en azúcar? A diferentes puntos de España.

4. ¿Qué opináis sobre el aumento del impuesto del azúcar? Los dirigentes de ACOR han hecho un manifiesto invitando al Gobierno a que hagan campañas de consumo responsable y bebida saludable, ya que el azúcar es malo si se consume en exceso.

 

Diabetes

La enfermedad del azúcar: la diabetes 

La diabetes es una enfermedad que se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia. Esta terrible enfermedad afecta a millones de personas de todas las edades en todo el mundo, pudiéndoles provocar daños en otros sistemas de su cuerpo derivados de esos índices descontrolados de azúcar en sangre. 

El control de la glucosa, el ejercicio y la dieta saludable son los principales aliados de los diabéticos, que día a día luchan contra esta enfermedad que por ser más conocida o habitual, que muchas otras, no es menos peligrosa. 

Múltiples asociaciones ayudan a esta enfermedad, pero toda ayuda es poca, ya que se necesitarían mayores presupuestos para investigación, tanto para su posible curación como para mejorar la calidad de vida de los afectados por la misma. 

Con el fin de conocer un poco más, sobre la diabetes, nos hemos puesto en contacto con los padres de Adriana, una preciosa niña de 4 años que padece esta enfermedad y que pese a su corta edad, es capaz de controlar por sí misma muchos aspectos de la misma, facilitando así la gran labor que en este caso Javier y Laura, padres de Adriana, desempeñan día a día, para controlar la enfermedad y evitar consecuencias de la misma. 

Entrevista

- ¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una palabra que engloba a bastantes enfermedades que todos tienen como determinador común, un fallo en el páncreas que no produce insulinas o que la que produce no la puede utilizar el cuerpo debidamente.

Hay dos tipos mayoritarios de diabetes:

-        Diabetes tipo 1 o infantil, que es una enfermedad autoinmune que es el propio sistema inmunológico el que ataca las células beta del páncreas, las destruye y no produce insulina.

-        Diabetes tipo 2. Esta es la más común, es el 90% de los casos. Se suele dar en personas mayores y es cuando el páncreas ya no produce la cantidad de insulina suficiente que necesita el cuerpo o este no la administra lo suficientemente bien como para la que se necesita para el día a día.

 

- ¿Qué alimentos no puede tomar una persona diabética?

Una persona diabética debe tomar todos los alimentos que toma una persona considerada saludable. Pueden tomar dulces, cualquier alimento azucarado lo único que siempre con un control d los hidratos de carbono que ingieren y medicarse en consecuencia de ello.

 

- ¿Podrías hablar sobre la asociación en la que estáis inscritos?

Estamos inscritos en la asociación diabeto lógica salmantina y cuando debutó Adriana en la diabetes, nos informamos de la asociación y en ella te informan, te presentan más casos y es una red importante y de información para conocer ejemplos.

 

- ¿En qué influye la diabetes en la forma de vida de una persona?

Influye en que hay que controlarla las 24 horas del día. Siempre que hay una comida, hay que contar los hidratos de carbono, y si hacen ejercicio físico, también hay que estar alerta, pues hay que bajar la dosis de insulina, porque con el ejercicio físico baja la glucosa del cuerpo.

 

- ¿Qué cuidados médicos tiene que tener una persona diabética?

El día a día de la diabetes tienen que hacerse  glucemias, para saber qué glucosa tienen antes de las comidas, y a partir de ahí medicarse. Ponerse insulina para cada comida, y luego hay una insulina basal que se pone una vez al día. Y cada tres meses tenemos que ir a la consulta.

 

- Cuéntanos un poco la historia de Adriana

Adriana es nuestra hija y empezó con 13 meses en la diabetes y tiene una bomba de infusión de insulina que se la pusieron cuando 'debutó' en el hospital y esta lo que te permite es no tener que estar pinchandose todo el tiempo y es un adelanto científico importante. Ella hace una vida normal, la controlamos, en el colegio la profesora la controla.

Al principio es un shock pero luego es más llevadero, te adaptas a la condición y por hoy lo llevamos muy bien.

 

 

comentarios

1

pilar | 19-12-2016 19:14

Este último reportaje es la guinda del pastel, no nos deja mal sabor de boca, todo lo contrario, dulce como el azúcar. Muy bien explicado y resumido, interesante video con el que nos hacemos clara idea de la manufactura de la remolacha. Todavia huelo la remolacha en esos días fríos en Salamanca... Bravo por Hojas de Papel! La diabetes hoy en día permite ser controlada gracias a todos los conocimientos que se tienen y el avance en endocrinología.

2

Ángel | 19-12-2016 19:12

Enhorabuena a HOJAS DE PAPEL, pq una vez habéis demostrado cómo se deben hacer las cosas, abarcando todos los puntos de vista y visiones de un tema. Alucinante como trabajáis.

3

Roy | 19-12-2016 19:11

Excepcional trabajo, muy completo y detallado. Muy buena cobertura audiovisual. Una vez más, os habéis superado, ¡enhorabuena!

4

Miranda | 19-12-2016 19:11

Me ha gustado un montón vuestro reportaje!!!!

5

Mónica Gallego | 19-12-2016 19:11

Me parece un periódico muy bien elaborado, me gustan mucho vuestras noticias.

6

Antonio | 19-12-2016 19:11

Me ha parecido un gran reportaje!!! Enhorabuena por vuestro trabajo, nos habéis dejado a todos con la boca abierta!!

7

Agustín | 19-12-2016 19:10

EXCELENTE!!! Sois los mejores.... pedazo de reportaje!!!

8

Teresa | 19-12-2016 19:09

Yo como persona diabética, me ha parecido muy buen reportaje, con una explicación excelente sobre la enfermedad que como bien decís afecta a millones de personas, muchas más de lo que la gente imagina. Gracias por cubrir este tema tan importante para muchos de vuestros lectores.

9

natalia | 19-12-2016 19:08

Increíble!!! Habéis sabido cubrir diferentes puntos de vista sobre el azúcar, como consumible, como enfermedad.... Me ha parecido alucinante. ENHORABUENA con mayúsculas por un trabajo increíble.

10

Carla | 19-12-2016 19:05

Gran reportaje. Muy completo.

11

Mario Hernandez | 19-12-2016 19:05

Wow! Muy interesante. La diabetes es un problema muy grande

12

María | 19-12-2016 19:04

Un reportaje genial y súper completo. Gracias por toda la información.