Edición del grupo 60 seconds de Colegio Internacional de Valladolid de Valladolid/Valladolid

Estás en > Grupos > Portada de 60 seconds

Marte pudo haber tenido seres vivos hace 4.000 millones de años

El robot Curiosity ha hallado en el cráter Gale del planeta rojo, una zona que por sus características tanto físicas como químicas, debió de ser un lago apto para la vida hace unos 4.000 millones de años.

12.12.2013 - Amarilis Dueñas Castán, para 60 seconds

275 votos

Comentarios   1

Visión de Marte
(Google Images)
Visión de Marte (Google Images)
El lago ha sido bautizado como Yellowknife Bay. Según los recientes descubrimientos, parece ser que el lago pudo haber contenido una biosfera en la que vivieran microorganismos. Según John Grotzinger, líder científico de la misión del Curiosity, podría haber existido vida en este lago de Marte durante decenas de miles de años.
 
?Es importante resaltar que no hemos encontrado signos de vida remota en Marte, lo que hemos descubierto es que el cráter Gale pudo tener un lago en su superficie, al menos una vez en el pasado, que pudo haber sido favorable para la vida microbiana, hace miles de millones de años. Es un enorme paso adelante en la exploración de Marte?, declaraba Sanjeev Gupta, investigador del Imperial College de Londres y científico del Curiosity.
 
 
En marzo, la NASA informó sobre las posibilidades sobre que Marte hubiera albergado vida en algún momento de su historia. Ahora, en seis artúclos publicados en la revista Science, se presentan las distintas conclusiones que se han obtenido tras las muestras obtenidas y los distintos análisis realizados.  
 
El Curiosity ha conseguido otro logro: el hallar la edad de las rocas en Marte. La roca bautizada como Cumberland es de entre 3.860 millones de años y 4.560 millones de años, edad que también se piensa que tiene las rocas en el cráter Gale.
 
 
El lago de Yellowknife, de alrededor de 50km de largo por 5km de ancho, pudo tener agua dulce, lo que ofrecería óptimas condiciones para formas de vida tales como los microorganismos quimiolitoautótrofos. Además se sabe que no fue sólo una especie de "charco" causado por una simple tormenta, sino que fueron aguas estables, aunque durante algún tiempo pudieran ser subterráneas.
 
El Curiosity, una misión del Jet Propulsion Laboratory (en Pasadena, California), tiene una función específica: los científicos decidieron que rodara por el cráter Gale, cerca del ecuador de este planeta. Por las investigaciones de distintas naves alrededor del planeta, se habían identificado en esa zona rasgos geológicos que parecían ser dibujados por el agua en el pasado. El objetivo principal del robot es el monte Sharp del centro del cráter (de unos 154 kilómetros de diámetro).
 
 
Sin embargo, los descubrimientos que consiguió el Curiosity hizo que que su excursión al monte Sharp para hacer pequeña investigaciones en varios puntos de Yellowknife Bay.  Al Curiosity se le enviaron órdenes para que utilizase todas sus herramientas y explotar al máximo sus posibilidades. Así, ha hecho pruebas químicas y mineralógicas, ha tomado microfotografías de las rocas e incluso ha perforado el suelo extrayendo muestras de sedimentos grisáceos de grano fino que se forman, con el paso del tiempo, a partir de arcilla o lodo.
 
Uno de los seis artículos presentados ahora en Science recoge las medidas de radiación tomadas por el Curiosity durante su viaje desde la Tierra hasta Marte y allí, en el suelo, durante 300 días. ?La exposición a la radiación en la superficie de Marte es mucho más alta que en la superficie terrestre por dos razones: Marte carece de un campo magnético global que deflecte las partículas cargadas [como la Tierra] y la atmósfera de Marte es mucho más tenue (menos del 1% de la terrestre), por lo que proporciona poca protección contra las partículas de alta energía?, explican Donald M. Hassler y sus colegas.
 
 
 La radiación medida por el Curiosity en la superficie marciana, entre agosto de 2012 y junio de 2013, ha sido de 0,67 milisievert de media (excluyendo tormentas solares importantes), mientras que la exposición en una radiografía torácica normal es de 0,02 milisievert. La dosis total que recibirían los astronautas en una misión en Marte (viaje de ida, estancia y regreso) sería de unos 1.000 milisievert, nivel que incrementa en un 5% el riesgo de desarrollar un cáncer fatal a lo largo de la vida de una persona.
 
?Si existe la vida marciana, o si existió en el pasado, es razonable asumir que este o estuvo basada en moléculas orgánicas y que tendría, por tanto, la misma vulnerabilidad a la radiación de partículas energéticas?, recuerdan los investigadores.
 
 
 

Comentarios (1)

1

Antimateria | 13-12-2013 11:34

¡Qué sugerente artículo!

Fin del periodo de
participación


Suplemento Entrega de Premios

  

Colabora:

Regalos 2000
 
 

Equipos Ganadores

60 secondsMejor equipo valorado por el jurado
El Correo Veloz
La Enseñanza, Valladolid

Abanico Noticias La mejor noticia/reportaje sobre el azúcar
Vallisoletum actual
Colegio Ntra. Sra. de Lourdes, Valladolid

60 secondsLa mejor noticia /reportaje/ entrevista sobre emprendedores
60 seconds
Colegio Internacional, Valladolid

60 secondsPremio especial de los internautas
60 seconds
Colegio Internacional, Valladolid



Equipos ganadores semanales:

Abanico Noticias 1ª Semana
Abanico de Noticias,
La Milagrosa, Salamanca

60 seconds2ª Semana
60 seconds, Colegio Internacional, Valladolid

Lazarillo Nova Res 3ª Semana
Lazarillo Nova Res,
La Milagrosa, Salamanca

La Voz de Cora4ª Semana
La voz de Cora, Corazón de María, Zamora

60 seconds 5ª Semana
60 seconds, Colegio Internacional, Valladolid

60 seconds 6ª Semana y 7ª Semana
El Correo Veloz ,
La Enseñanza, Valladolid

60 seconds 8ª Semana
Grupo Pinar2,
IES Pinar de la Rubia, Valladolid