Edición del grupo 60 seconds de Colegio Internacional de Valladolid de Valladolid/Valladolid

Estás en > Grupos > Portada de 60 seconds

Artículo especial: Doctrina Parot, entrevista a una trabajadora social

Durante las vacaciones hemos tenido la oportunidad de acercarnos a Marián Castán, trabajadora social en el ámbito penitenciario de Cataluña. Aprovechamos para hacerle preguntas sobre la recientemente derogada Doctrina Parot, para saber lo que se ve desde un centro penitenciario.

18.01.2014 - El equipo de 60 seconds

5 votos

Comentarios   2

Centro penitenciario.
Centro penitenciario.
Marián Castán es trabajadora social y desde hace más de treinta años desarrolla su labor en el ámbito penitenciario de Cataluña. Su trayectoria laboral ha abarcado todas las fases de la etapa de reclusión desde el ingreso hasta su puesta en libertad definitiva. Su experiencia profesional, unida a la formación como criminóloga, hace que su visión sobre los últimos acontecimientos relacionados con la decisión del Tribunal de Estrasburgo en referencia a la Doctrina Parot sea de gran interés. 
 

Marián Castán

 
 
P:  A partir de tu experiencia con presos y sus familiares, ¿crees que es conveniente que los presos cumplan las penas íntegras?
 
R: Antes de contestar a la pregunta, creo que es importante ser conscientes de que la mayoría de los internos que cumplen condena en alguno de los centros penitenciarios de España no lo hacen por terrorismo, violación, asesinato, etc. Está claro que cualquier delito que merezca una pena de prisión siempre es execrable, pero no creo que sea justo generalizar al conjunto de la población penitenciaria una opinión fundada en la alarma social que producen algunas conductas. 
A lo largo de los años las propuestas de cumplimiento de las penas han ido evolucionando en función de la realidad social de cada momento y, por qué no decirlo, de la situación política. La redención de la pena por el trabajo, si bien no siempre estaba bien vista por la sociedad, podía servir como estímulo para la buena conducta del interno, además de facilitar el mantenimiento del orden dentro del establecimiento penitenciario. El hecho de que el interno viera la posibilidad de reducir su condena en función de su comportamiento o de su participación en las actividades, operaba como un estimúlo psicológico muy importante, además de tener una implicación muy positiva de cara a la rehabilitación y la reinserción del interno.
 
 
 
P: Por lo que conoces del sistema penitenciario español, ¿crees que la estancia en la cárcel puede servir para lograr la reinserción social de un delincuente?
 
R: Considero que la función de reeducación y reinserción que propugna el artículo 25 de la Constitución no debe soportarla únicamente el centro penitenciario. Es común oir que la carcel es una ?escuela? para el delincuente y que se sale peor de como se entro. Pero estas afirmaciones vuelven a basarse en la generalización y, en muchas ocasiones, en el desconocimiento. Creo que la rehabilitación no acaba con el cumplimiento de la pena; la sociedad debería estar preparada para obviar la estancia en prisión para que la rehabilitación fuera completa. 
Lamentablemente, la realidad económica y social de hoy, no facilita en absoluto esta continuidad.
 
 
 
P: Con referencia a la pregunta anterior, puesto que sueles trabajar con familias de los presos, ¿opinas que para ellas sería bueno que los presos salieran antes de cumplir íntegramente la condena?
 
R: Es muy difícil ponerse en el lugar de las familias. Creo que en la mayoría de las ocasiones también son víctimas de la situación que genera la encarcelación de un familiar cercano, tanto social como económicamente. Ya he dicho anteriormente que la redención de las penas podía actuar como aliciente psicológico para interno; de la misma manera, cualquier expectativa de disminuir la condena actuaría como estímulo para la familia.    
 
 
 
P: ¿Crees que fue un acierto del gobierno español imponer la Doctrina Parot para retrasar la salida de los terroristas y grandes criminales, o crees que se debería haber hecho una modificación de las leyes en vez de buscar un subterfugio?
 
R: Está claro que no ha sido un acierto, como lo demuestra la sentencia del Tribunal de Estrasburgo y el revuelo que se ha generado. La irretroactividad de la ley penal sancionadora es una garantía para cualquier ciudadano. Ya en su momento, en el año 2006, no entendí cómo el Tribunal Supremo podía aplicar la Doctrina Parot a aquellos condenados por el Código Penal de 1973, que era el vigente en el momento en que se aplicó la pena, modificando de esta manera la duración de la pena.  
 
 
 
P: Una vez que el tribunal de Estrasburgo ha derogado la Doctrina Parot, hemos visto salir a la calle a muchos presos de los que se esperaba que tardaran hasta diez años en recuperar la libertad. Esto ha producido una reacción negativa entre los ciudadanos, ¿crees que tiene fundamentos esta reacción?
 
R: Por supuesto que entiendo perfectamente la reacción de los ciudadanos. Que asesinos, violadores o terroristas se paseen tranquilamente por las calles no deja de ser descorazonador. Pero esta situación la hemos vivido antes; la única diferencia es que ahora la excarceración ha sido masiva. Siempre ha habido puestas en libertad conflictivas y que han creado una alarma social importante. 
 
 
 
P: En algunos casos, a los terroristas se les ha recibido con aclamaciones e incluso homenajes. Esto demuestra que estas personas son queridas y apreciadas por sus familiares y amigos a pesar de sus crímenes. ¿Cómo puede entenderse esto?
 
R: Creo que a esto deberían responder los familiares y amigos que organizan los homenajes. La sensación es que se trata más de un tema político que social. 
 
 
 
P: Sin embargo, en el caso de los delincuentes sexuales, rara vez se les ofrece algún apoyo: los hemos visto salir solitarios de la cárcel, parece que nadie quiera saber nada de ellos. ¿Crees posible que estas personas logren construirse un futuro aunque tengan el deseo de llevar una vida normal?
 
R: Realmente la puesta en libertad de muchos de estos delincuentes les ha supuesto un problema. Conozco casos de delincuentes sexuales que ya estaban en tercer grado penitenciario y salían a trabajar diariamente sin ningún problema. A raíz de su liberación, se ha hecho pública su identidad y han tenido que dejar el trabajo, su casa y, en ocasiones, el país. 
Además, nos volvemos a encontrar con una realidad económica que tampoco favorece en absoluto. ¿Se entendería que el Estado se gastará un sólo euro en la rehabilitación de este tipo de delincuentes? Por la experiencia que me avala, lo dudo.  
 
 
 
P: Se ha dicho en múltiples ocasiones, por parte de especialistas, que los delincuentes sexuales no se rehabilitan jamás. Si esto es así, que salgan a la calle los convierte en verdaderas bombas de relojería. ¿Cuál es tu opinión al respecto?
 
R: Considero fundamental que se profundice en la necesidad de la aplicación de terapias a los autores de este tipo de delitos. Hay un estudio realizado en las cárceles de Catalunya que refleja que la reincidencia de un grupo de delicuentes sexuales que no ha recibido terapia es del 18%; en cambio, de otro grupo que sí recibió tratamiento la reincidencia se redujo al 4%. Otros estudios muestran que la reincidencia se reduce a la mitad cuando existe un tratamiento. 
Últimamente se ha reavivado el debate sobre la castración química. Este procedimiento se basa en la administración de fármacos inhibidores del deseo sexual. Aun así, no se elimina la fantasía violenta, por lo que tampoco es una medida definitiva, ya que muchas veces los agresores no persiguen tanto la satisfacción sexual, sino ejercer un dominio sobre su víctima o poderla controlar a su antojo. 
 
 
 
P: En nuestra ciudad, Valladolid, la derogación de la Doctrina Parot ha tenido una especial repercusión debido a que algunos de los delitos sexuales tuvieron lugar en la ciudad o en las proximidades y se cree que han vuelto. ¿Qué mensajes les lanzarías a las jóvenes vallisoletanas que se sienten atemorizadas por la posible reincidencia de estos delincuentes?
 
R: Como he dicho antes, esta situación no es nueva. Antes de la derogación también se ponía en libertad a este tipo de agresores. De todas maneras, me consta que la Fiscalía de Valladolid ha pedido que se lleve un ejercicio de control y vigilancia sobre los movimientos de, al menos, dos de los violadores que más delitos acumulaban antes de su entrada en prisión. Esta medida ya se aplicó en su día en Catalunya con algunos agresores sexuales cuya puesta en libertad suscitó muchos resquemores, con un resultado muy satisfactorio. 
Conozco Valladolid, he vivido ahí, y no creo que la puesta en libertad de estos delincuentes tenga que suponer una amenaza.
 
 
 
Desde 60 seconds esperamos que esta entrevista les haya parecido interesante, y también que haya resuelto algunas de las dudas que podían llegar a tener nuestros lectores. Siempre es difícil tomar partido en dilemas de tanta envergadura, pero conociendo la opinión de distintos expertos nos es más fácil tomar las decisiones. 

Comentarios (2)

1

Antimateria | 26-01-2014 11:20

Entrevista de calado y profundidad inusuales.

2

Toribio | 24-01-2014 02:32

Genial que unos chicos tan jóvenes como vosotros hayáis tratado el tema con tanto respeto.

Fin del periodo de
participación


Suplemento Entrega de Premios

  

Colabora:

Regalos 2000
 
 

Equipos Ganadores

60 secondsMejor equipo valorado por el jurado
El Correo Veloz
La Enseñanza, Valladolid

Abanico Noticias La mejor noticia/reportaje sobre el azúcar
Vallisoletum actual
Colegio Ntra. Sra. de Lourdes, Valladolid

60 secondsLa mejor noticia /reportaje/ entrevista sobre emprendedores
60 seconds
Colegio Internacional, Valladolid

60 secondsPremio especial de los internautas
60 seconds
Colegio Internacional, Valladolid



Equipos ganadores semanales:

Abanico Noticias 1ª Semana
Abanico de Noticias,
La Milagrosa, Salamanca

60 seconds2ª Semana
60 seconds, Colegio Internacional, Valladolid

Lazarillo Nova Res 3ª Semana
Lazarillo Nova Res,
La Milagrosa, Salamanca

La Voz de Cora4ª Semana
La voz de Cora, Corazón de María, Zamora

60 seconds 5ª Semana
60 seconds, Colegio Internacional, Valladolid

60 seconds 6ª Semana y 7ª Semana
El Correo Veloz ,
La Enseñanza, Valladolid

60 seconds 8ª Semana
Grupo Pinar2,
IES Pinar de la Rubia, Valladolid