El Norte Escolar

Edición del grupo Damai de Colegio La Salle de Palencia

Estás en > Grupos > Portada de Damai Hemeroteca

Justin Bieber: 3 razones para amarle... y una para odiarle

Justin Bieber: 3 razones para amarle... y una para odiarle

22.11.2016 - María C.

El cantante y compositor canadiense, e ídolo de masas, repasará sus grandes éxitos en los conciertos de Barcelona (esta noche) y Madrid (mañana)

  • Current rating

0 votos

1 comentario

1. Éxitos irrebatibles

Purpose (2015), su grabación más reciente, consigue aquello que quiere cualquier producto pop de calidad: sonar sin descanso en las radios comerciales sin resultar pesado, más bien todo lo contrario. Canciones como "Love Yourself, Sorry,Cold Water y What Do You Mean?" son profundas, pegadizas (para bien) y originales. Más de un famoso vendería su riñón por acercase  a firmar algo así.

2. Feliz evolución desde el pop adolescente

El canadiense  de 1994  ha sido capaz de reinventarse con dignidad donde tantos otros se despeñaron tras intentar vender a su público una escandalosa  nueva imagen. Mientras la trayectoria adulta de artistas de su quinta como Demi Lovato se ha visto afectada por causas ajenas a la música (adicciones, desórdenes alimenticios, depresiones), él ha conseguido poner su carrera artística por encima de sus escándalos (que también los ha tenido).

3. Buenas compañías

El secreto de su éxito (entre público y crítica) es que ha sabido rodearse de colaboradores con mucho talento. La lista incluye a raperos con un nombre importante en la industria, como Drake, Usher, Ludacris y Lil Wayne, pero también a algunas de las últimas sensaciones del hip hop, como Chance The Rapper y Future, además de la cantante Nicki Minaj. La figura de Skrillex, adorado por su toque EDM entre el público joven norteamericano, juega un papel importante en su última etapa: aparece en los créditos de producción de cinco canciones en Purpose (2015), donde también participa Diplo, entre otros.

 
 
 

Concierto Madrid

Justin Bieber: 3 razones para amarle... y una para odiarle

  • El cantante y compositor canadiense, e ídolo de masas, repasará sus grandes éxitos en los conciertos de Barcelona (esta noche) y Madrid (mañana)

 
  • Disminuir
  • Aumentar
  • Imprimir
  • Rectificar
  • Enviar a un amigo
 

1. Éxitos irrebatibles

Purpose (2015), su grabación más reciente, consigue aquello a lo que aspira cualquier producto pop de calidad: sonar sin descanso en las radios comerciales sin resultar pesado, más bien todo lo contrario. Canciones como Love Yourself, Sorry y What Do You Mean? suenan profundas, pegadizas (para bien) y originales. Más de un tótem indie vendería su riñón por acercase siquiera a firmar algo así.

2. Feliz evolución desde el pop adolescente

El canadiense (cosecha de 1994) ha sido capaz de reinventarse con dignidad donde tantos otros se despeñaron tras intentar vender a su público una bochornosa nueva imagen. Mientras la trayectoria adulta de artistas de su quinta como Demi Lovato se ha visto afectada por causas ajenas a la música (adicciones, desórdenes alimenticios, depresiones), él ha conseguido priorizar su carrera artística por encima de sus escándalos (que también los ha tenido).

3. Buenas compañías

El secreto de su éxito (entre público y crítica) es que ha sabido rodearse de colaboradores con mucho talento. El listado incluye a raperos con un nombre de peso en la industria, como Drake, Usher, Ludacris y Lil Wayne, pero también a algunas de las últimas sensaciones del hip hop, como Chance The Rapper y Future, además de la cantante Nicki Minaj. La figura de Skrillex, adorado por su toque EDM entre el público joven norteamericano, juega un papel importante en su última etapa: aparece en los créditos de producción de cinco canciones en Purpose (2015), donde también participa Diplo, entre otros.

...Y 1 para odiarle

Cansina vida privada. Como decíamos, el escándalo no ha escapado a Bieber. El último rumor es que estaría planeando una boda con su ex, la famosa Selena Gomez. Desde que dejó de ser un crío y se convirtió en una copia de los concursantes del programa de televisión Mujeres y hombres y viceversa, mazado y metrosexual, sus apariciones públicas generan tanto odio como envidia: en el ring de boxeo junto a Floyd Mayweather, como el hermano pequeño de Kanye West que se quiere acoplar a sus fiestas, en sus selfies fardando de tableta de chocolate..

comentarios

1

David | 22-11-2016 10:10

que verguenza