El Norte Escolar

Edición del grupo Hojas de papel de Colegio La Milagrosa de Salamanca

Estás en > Grupos > Portada de Hojas de papel Hemeroteca

Misterio en la 54 - Parte 4

Misterio en la 54 - Parte 4
Foto: http://zephyrlightningbolts.com

19.11.2016 - María Carvajal y Sergio Herrero

Hoy os traemos la cuarta parte de 'Misterio en la 54'

  • Current rating

28 votos

9 comentarios

No sabía cómo contarle la historia. El problema es que nunca lo había hecho. Ni siquiera con mi padre había tratado del tema.

-       Como bien has dicho, una es de mi padre y la otra de Gabriela Burrel,  -silencio ? mi madre.

Hayley permaneció en silencio, pero en sus ojos pude descifrar la compasión y comprensión que sentía hacia mi. Sabe que es un tema delicado porque nunca he hablado de ello.

 

-       Éramos una familia... diferente. Recuerdo que los primeros años fueron, sencillamente, los mejores de     mi vida. Todos estábamos felices. Éramos una familia muy unida. Al paso de los años empezó a agrietarse, mis padres empezaron a discutir. Primero por la manera de educarme, más tarde, por cualquier razón aparente, por muy insignificante que fuera.

Mi padre estaba en el paro. Mi madre trabajaba todo el día. Salía a las siete y media por las mañanas, y llegaba hacia medianoche. Cuando llegaba, yo estaba despierto, escondido en mi habitación. Entraba en el salón y él, tumbado y borracho, le sonreía y le preguntaba qué tal el día. Le ignoraba. Siempre pensé que mi madre era como una granada, un día explotaría y se lo llevaría todo por delante, y vaya si explotó.

Esa noche mi padre estaba más borracho que nunca. Había discutido con mamá esa mañana antes de irse a trabajar, y ella llegó muy enfadada por algún problema en el bar. Las condiciones perfectas para desencadenar la tormenta que arruinaría nuestra familia.

Todo pasó muy rápido. Entró en el salón, le vio, gritó, chilló, protestó, y él hizo lo mismo. Unos instantes después, entró en mi habitación, me dio un beso, me dijo que me quería y que lo sentía por todo lo que estaba ocurriendo y por lo que iba a pasar.

Se fue. Nunca más la volvía ver. Tan solo tenía siete años.

 

Ambos nos quedamos en silencio. Hayley se levantó y se acercó hacia mi. Me abrazó y me dijo:

-       Lo siento.

comentarios

1

Ángela | 23-11-2016 21:56

Geniales!!! Cada semana más intriga. Deseando la próxima entrga

2

Reyes | 23-11-2016 20:24

Qué intriga....

3

pilar | 21-11-2016 13:14

Originales hasta para hilvanar la trama de la historia, enhorabuena grupo!!

4

Pedro | 20-11-2016 22:30

No se con que nos vais a sorprender la próxima semana.

5

Carmen | 20-11-2016 22:28

Ya estoy deseando que llegue la semana que viene.

6

CARMEN D | 20-11-2016 19:22

Al igual que Roy, no esperaba cuando publicasteis la primera parte de este relato que fuera transcurriendo la historia con tanto misterio e intriga y tan bien dosificada. Estoy deseando leer la siguiente entrega.

7

toño | 20-11-2016 19:17

este formato por entregas nos tiene en vilo, a esperar con ansiedad la próxima semana...

8

Roy | 20-11-2016 15:14

Desde luego, no imaginé que desde la primera entrega las cosas tomarían este camino. Estáis haciendo una estupenda labor: creativa, diferente y con gancho. Ánimo y a seguir discurriendo la continuación...

9

Marta | 20-11-2016 10:14

Qué llegue ya la próxima entrega, por favor. Está muy interesante...