El Norte Escolar

Edición del grupo Las Noticias del metaloide de La Salle de Astorga

Estás en > Grupos > Portada de Las Noticias del metaloide Hemeroteca

Creo que al Nocivo y al Corrosivo les conjuntaba más el naranja

Creo que al Nocivo y al Corrosivo les conjuntaba más el naranja

24.11.2016 - Alejandro González

Nuevos gráficos avisaran de los peligros de los productos químicos

  • Current rating

16 votos

0 comentarios

Amoniaco, detergentes, aerosoles, insecticidas... Todas conocidad, ¿pero realmente conocemos sus verdaderos peligros? Por esta razón, la Conferencia de Consumidores y Usuarios (CECU) ha presentado este lunes 21 nuevos pictogramas, con el objetivo de dar a conocer los peligros que estos pueden llegar a causar, que se colocarán en los embases a partir de febrero del próximo año.

"La sociedad debe conocer este etiquetado, sus imágenes, advertencias y saber cómo actuar en caso de accidente", ha explicado la CECU debido a que el conocimiento de estas señales no era muy conocida, y sobre todo, en personas mayores y en niños. Por esta razón, han lanzado la campaña "Nuevos Pictogramas de Peligro. ¡Tenlos presente!".

Actualmente, se utilizan siete cuadrados de fondo naranja para indicar los peligros. Esta propuesta ha decidido que sean nueve pictogramas con forma de diamante y fondo blanco. Además, las etiquetas se agruparán en tres grupos: peligrosos para la salud, peligros físicos y peligros para el medio ambiente.

En este primer grupo se localizan los insecticidas, desatascadores, barnices y pinturas; debido a que el uso inadecuado de estos productos podría provocar indigestión o cáncer, además de lesiones oculares, alergias o dificultades respiratorias.

El segundo grupo esta compuesto por quitaesmaltes, desinfectantes cutáneos o aerosoles. Estos son cosiderados peligros físicos, porque pueden provocar explosiones, quemaduras en la piel, incendios y explosiones. 

El tercer grupo lo ocupan los peligros para el medio ambiente, que son los plaguicidas, disolventes, barnices y limpiadores, que pueden suponer un problema su mal uso para todo tipo de ecosistema, desde plantas hasta animales marinos.