El Norte Escolar

Edición del grupo Las Noticias del metaloide de La Salle de Astorga

Estás en > Grupos > Portada de Las Noticias del metaloide Hemeroteca

Nos han engañado, el amor no viene del corazón

Nos han engañado, el amor no viene del corazón

13.12.2016 - Alejandro González

Conoce los tres neurotransmisores que son la base de toda felicidad y placer

  • Current rating

3 votos

0 comentarios

En nuestro cuerpo, hay muchos neurotransmisores encargados de distintas sensaciones de placer, que podríamos resumir en tres. Los niveles de las siguientes sustancias son tan cruciales a la hora de determinar como nos sentimos que se explotan para provocar las sensaciones de placer asociadas.

La primera de ellas es la dopamina, que está involucrada en la alegría anticipada, la motivación y la atención relacionada con el placer. Esta hormono fue descubierta por Arvid Carlsson y Nils-Ake en 1952 en Suecia. Esta hormona actúa como juez en las expectativas que tenemos sobre las cosas. Un "chasco" induce un nivel bajo de dopamina. Cuando una persona hace una acción que satisface una necesidad o sacia un deseo, produciendo placer. También promueve la actividad para la supervivencia y la reproducción.

La serotonina es la protagonista del bienestar. Es una neurotransmisora sintetizada en el sistema nervioso central y en el intestino. Altos niveles muestan serenidad y optimismo. También produce una mejora de concentración, de autoestima y estrés

El último neurotransmisor es la oxitocina, que interviene en el enamoramiento, el orgasmo, el apareamiento y el amor maternal. Por ejemplo, los autistas carecen de estos neurotransmisores. Y estos neurotransmisores se pueden estimular por enfermedad o por una creencia muy profunda. Por eso hay personas capaces de proporcionarse felicidad, como las personas que sienten un amor extático por Dios. También, este neurotransmisor incrementa la confianza hacia las personas y evita el rechazo social.

Así son los tres neurotransmisores que definen nuestra felicidad, e incluso, nuestra personalidad.