El Norte Escolar

Edición del grupo La Voz del Cora de Colegio Corazón de María de Zamora

Estás en > Grupos > Portada de La Voz del Cora Hemeroteca

La importancia de la simetría

La importancia de la simetría
Análisis

11.12.2016 - Celia Pérez

La simetría no tiene una importancia solamente estética, sino que también es importante para la supervivencia, además nuestro cuerpo la mantiene a toda costa.

  • Current rating

5 votos

0 comentarios

  Si viéramos una radiografía de las piernas de Usain Bolt seríamos incapaces de diferenciarlas, entre ellas existe una simetría exacta,  ello se debe el secreto de su velocidad. Es una de las conclusiones a las que ha llegado el proyecto de simetría Jamaica, dirigida por el biólogo evolutivo Robert Trivers. También se han comparado las piernas de corredores de élite jamaicanos con las de gente rural de la zona y han encontrado que las piernas de los más rápidos muestran más simetría en las rodillas y tobillos que en las del resto.

  La simetría de nuestro cuerpo se debe a la evolución de millones de años. Esta nos ha permitido vencer a la gravedad y caminar sobre nuestras piernas, el hecho de tener dos ojos y ver en 3D y tener dos oídos, uno a cada lado de la cabeza, nos ha permitido escuchar y también diferenciar quién emite el sonido.

  La simetría bilateral, como la llaman los biólogos, se ha ido perfeccionando a lo largo de la evolución. También varios estudios sostienen que influye en nuestros gustos sexuales: un rostro simétrico nos resulta más atractivo ya que lo asociamos con salud y buena herencia genética.

  Un grupo de investigadores de la universidad de Alicante ha encontrado el modo en que nuestro cuerpo regula el crecimiento para asegurar la simetría, la clave está en la comunicación entre los distintos órganos y el cerebro. En su estudio han hallado un conjunto de neuronas encargadas de detectar y evaluar el crecimiento del cuerpo y de cada órgano y también han hallado el receptor neuronal que recibe y procesa esta información poniendo en marcha los ajustes necesarios para contrarrestar posibles trastornos del crecimiento.

La neurobióloga, María Domínguez, directora de la investigación, pensaba que era la carga genética la que se encargaba del crecimiento del cuerpo, pero ha llegado a una conclusión: ``es como si tuviéramos distintas empresas en diversos países preparando las piezas que compondrán un determinado producto, y si una pieza sale defectuosa,  tiene que volver a fabricarse, la central recibirá una llamada para que el resto de los fabricantes ralentice su producción de manera que todos terminen a la vez, como un control de calidad´´.

  Aunque los resultados del estudio de este equipo español pueden aplicarse al ser humano, los experimentos del laboratorio se han centrado en los insectos, en concreto, en la mosca del vinagre, que en su desarrollo multiplica su tamaño 200 veces antes de convertirse en adulta; lo que han hacho los científicos es provocar distintas anomalías, como tumores o carencias nutricionales que afectan al crecimiento de esta, y estudiando la respuesta se dieron cuenta de que los órganos dañados en la fase del crecimiento secretaban una hormona no identificada hasta hoy que han bautizado como Dip8, aunque aún queda mucho por descubrir. La neurobióloga María Domínguez resume el artículo así : desde que nace un niño los pediatras monitorizan su crecimiento porque cuendo el crecimiento no sigue un patrón normal, puede revelar que hay alguna enfermedad detrás. Desde un tumor  que afecta al sistema neuroendocrino que controla las hormonas que promueven el crecimiento hasta factores externos como una desnutrición o una carencia de sueño. Pero lo que hemos observado es que el cuerpo también monitoriza este crecimiento.