*

El Norte Escolar
 
El Norte Escolar

CERVANTES IS COMING

SAN VIATOR

VALLADOLID

REDACCIÓN: LUIS POZA, SERGIO CALLEJA, DANIEL MARTÍN, SHEILA CALVETE, IRENE RAMOS, SHEILA RODRÍGUEZ

CALL OF DUTY ESTRENA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

CALL OF DUTY ESTRENA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Call Of Duty :WW2, el nuevo juego de la franquicia.

04.11.2017 - Daniel Martin

  • Current rating

22 votos

1 comentario

CALL OF DUTY: WW2La Segunda Guerra Mundial (virtual): cuando el conflicto nunca muere

 

Resultado de imagen de call of duty segunda guerra mundial

La industria de los videojuegos, que en la actualidad se ha convertido en la primera oferta de ocio a nivel mundial, ha evolucionado constantemente a lo largo del tiempo. Con apertura de miras más amplia y un abanico inmenso de propuestas en donde tiene cabida muchos géneros diversos para todo tipo de público, la temática bélica y los conflictos mundiales han sido una constante. La Segunda Guerra Mundial nunca se fue en realidad. Siempre abundan los títulos que abordan este trágico episodio que ha marcado la modernidad occidental desde hace décadas. Ha sido muy socorrido, sobre todo, en los años noventa. Y, ahora, ¿volverá a ponerse de moda?

«Call of Duty: WWII», nueva entrega del videojuego de disparos en primera persona, se asoma a la Segunda Guerra Mundial desde una perspectiva poco divulgativa pero intrigante y con vocación de diversión. Adaptada a las narrativas audiovisuales que solo el género del videojuego es capaz de traspasar, este título demuestra su capacidad de expresión en este entorno en donde el espectador interactúa de manera activa y no pasiva, haciendo mutar el desarrollo particular de la experiencia.

La trama vuelve a presentar, como en los inicios de la saga, este conflicto, en el que se presentaron importantes avances tecnológicos y militares que todavía muestran su impacto en nuestros días. Activision, empresa distribuidora del juego, le encargó al estudio de desarrollo Sledgehammer Games el objetivo de plasmar la crudeza de la guerra. Y en ese intento ha querido dejar por el camino la dimensión futurista que evidenciaron títulos como «Modern Warfare».

Que Electronic Arts decidiera el pasado año «Battlefield 1», el otro «shooter» moderno por bandera, adentrarse en las raíces de la Primera Guerra Mundial ha sido un bálsamo para que la gran saga bélica por excelencia, Call of Duty, regrese al barro. El título, que llega este viernes a PlayStation 4, Xbox One y PC, ofrece un modo campaña en la que se vive una historia en particular, pero cuenta como no es para menos con su divertido modo zombies y un modo multijugador.

Ambientada, en concreto, en la ocupación de Francia, con lo que el videojugador puede recrearse en el Desembarco de Normandía, cruzar Bélgica y el río Rin hasta combatir en la Alemania nazi que, en el periodo comprendido entre 1944 y 1945, ya estaba dando sus últimos coletazos. Se vive, por tanto, una serie de cruciales batallas que marcaron el conflicto y le dieron la vuelta. La acción se desarrolla sobre dos soldados de la 1.ª División de Infantería, uno de ellos, de 19 años, Ronald Red Daniels (Brett Zimmerman) y, otro, su mejor amigo Jewish American (Jonathan Tucker).

La recepción de esta guerra es un asunto espinoso. Clave, por supuesto, porque la saga ha venido introduciendo en las últimas entregas mejoras técnicas y elementos de una guerra avanzada. Sin sentirse agotada, lo futurista ha traslucido a otra épocas clásicas que siguen haciendo vibrar al espectador. Quedan otros tantos videojuegos que han explorado la temática bélica de la Segunda Guerra Mundial. Ahí quedan, por ejemplo, «Sniper Elite», que en sus cuatro entregas ha permitido controlar en tercera persona a un francotirador experto, Karl Fairburne, que ha pisado Berlín, el Norte de África e Italia en los últimos tiempos del terrible y sangriento episodio.

Con ciertas dosis de realismo en el manejo de las armas (la respiración a la hora de apuntar, calcular la distancia, ser pacientes, el cansancio producido al correr, el empleo de las coberturas), la fórmula establecida intenta acercarse, sin a veces conseguirlo, a un planteamiento histórico fiel. «Enemy Front», lanzado en 2014, llevaba la perspectiva subjetiva a los ojos de Robert Hawkins, un americano que se lanza a la guerra como reportero pero acaba por eliminar por doquier nazis. Mezclando las mecánicas tradicionales del género «shooter» en primera persona, esta aventura se pasea por varias localizaciones como Noruega, Alemania o Francia. Tampoco aprender historia desde la pantalla es su fuerte, porque al final acaba por recrear un episodio tras otro de enfrentamientos y cruce de balas a diestro y siniestro.

Como para gustos los colores, habría que discurrir por lo intelectual y la diversión para equilibrar la balanza: ¿son mejores los videojuegos de guerras pasadas o las futuristas? Uno de los pioneros fue «1942», que estuvo en las célebres máquinas recreativas, pero uno de los más recordados, y que volvió en un reinicio de la saga hace un par de años, fue el mata-soldados-nazis «Wolfenstein», pionero en el género de disparos, que en su nueva entrega, «Wolfenstein II: The News Colossus», sigue apostando por destrozar nazis en un mundo distópico en el que se recrea una historia inventada en la que los nazis ganaron la guerra.

Pero a lo largo de la historia se han lanzado otras propuestas. «Company of Heroes» o el célebre «Commandos» -estrategia en tiempo real-, así como «Medal of Honor» -disparos en primera persona muy orientado al multijugador- o «Day of Defeat», muy recordado «Allied Assault»- han sido dos series impregnadas del atrayente mundo de las trincheras y los carros de combate.

«Red Orchestra 2: Heroes of Stalingrad», por su parte, apostó en su momento por el realismo en el combate y el multijugador. Otros lanzamientos antiguos fueron «Silent Hunter III», basado en hechos históricos acaecidos en el Atlántico Norte, con lo que las batallas navales fueron su principal baza. Con la excusa de la Segunda Guerra Mundial, «The Saboteur» proponía una acción en tercera persona con Francia como principal localización, pero el resultado fue una verdadera tragedia, al contrario que «Brothers in Arms: Hells Highway», cuya recepción fue bastante buena. El campo de batalla, en esta aventura de acción táctica en primera persona, trasladaba a los jugadores a una Holanda que intentaba recrear la Operación Market Garden, una de las operaciones más grandes de la historia.

La Primera Guerra Mundial también ha dado otros ejemplos, como el que se encuentra en «Verdun», un título ambientado en la mayor batalla de la época, que enfrentó a los ejércitos alemán y francés a finales de 1916. Uno que, sin ser el clásico mata-mata en perspectiva subjetiva es «Valiant Heart», una aventura épica y entrañable que mezcla puzles y plataformas en scroll horizontal.

 

comentarios

1

Luis Poza | 04-11-2017 20:49

Este juego tiene muy buena pinta!!!