*

El Norte Escolar
 
El Norte Escolar

De un vistazo

Colegio Aurelio Gómez Escolar

Burgos

REDACCIÓN: Arián Amo, Miguel de Juan, Alicia Fernández, Rodrigo Hoyuelos, Lucas López, Sara Orenes

ALEJANDRO MARTÍNEZ: UN BURGALÉS CON GANAS DE VOLAR

ALEJANDRO MARTÍNEZ: UN BURGALÉS CON GANAS DE VOLAR
Alejandro Martínez en el pasado Campeonato del Mundo por edades junto a su entrenadora, Mónica Antolín, y sus compañeras del CGB, Paula Ortega y Alicia Maestro.

Alejandro Martínez es uno de los deportistas más importantes de nuestra ciudad, de la región y también de nuestro país. Hoy será uno de los premiados en la Gala de la Gimnasia de Castilla y León que se celebrará en Zamora. Tuvimos la suerte de charlar con él y de que nos hablara de su pasión por un deporte poco conocido dentro del ámbito de la gimnasia: la especialidad de trampolín.

17.12.2017 - De un vistazo

  • Current rating

2 votos

0 comentarios

Alejandro es burgalés, miembro del CGB (Club Gimnasia Burgos), uno de los clubes de gimnasia más importantes de la región y de España. Actualmente es campeón de Castilla y León en la modalidad de trampolín y doble-minitramp, campeón de España en trampolín cat. 17-21 años y 5º en doble-minitramp categoría absoluta. En el último Campeonato del Mundo por edades quedó 15º en la modalidad de trampolín y 5º en doble-minitramp. Es, además, 5º en la selección española absoluta en las modalidades de trampolín y doble-minitramp.

- Alejandro, cuéntanos, ¿cuándo empezaste a competir?

En el 2008, en Madrid. Participé en el primer nacional en doble-minitramp y obtuve  una medalla de plata.

-¿Por qué elegiste trampolín?

Una vecina recomendó a mi madre la gimnasia, debido a que era un poco inquieto y me había colgado de la lámpara de la habitación en alguna ocasión, simulando ser  Spiderman, y a su hijo le gustaba mucho este deporte.

- ¿Sabes cuántas medallas tienes? ¿Recuerdas la primera, dónde fue?

La verdad es que nunca las he contado.

Claro, fue la que he citado antes, en Madrid en mi primer Campeonato de España: después de pocos meses en el club conseguí una medalla de plata.

- ¿Cuántas horas entrenas?

Actualmente estoy entrenando en torno a 23 horas semanales. Descanso solamente los domingos.

- Suponemos que un deportista de tu nivel tiene que cuidar su alimentación. ¿Cómo lo haces? ¿Llevas algún tipo de dieta?

Bueno, la verdad es que he empezado a cuidar mi dieta desde este año gracias a una nutricionista deportiva. Tengo una dieta de unas 3300 kcal. al día.

- Este año has sido Campeón de España de tu categoría. ¿Qué sientes cada vez que subes al podio?

Bueno, es el momento en el que te das cuenta que todo el trabajo de la temporada ha valido la pena, aunque me gusta más el momento en el que bajo del trampolín cuando he acabado mis ejercicios.

- ¿Te pones nervioso en los campeonatos? ¿Cómo intentas superar los nervios?

Este es un punto muy importante en este deporte, ya que te lo juegas todo en menos de un minuto y si no sabes controlar los nervios no puede acabar bien. Lo único que se puede hacer es respirar muy hondo para intentar relajarse, aunque a mí siempre se me ha dado bien controlarme.

- También has participado en varios campeonatos internacionales, algunos con la Selección. En el último Campeonato del mundo, celebrado hace un mes en Sofía, quedaste 15° en trampolín y 5º en doble, batiendo todos tus récords personales. ¿Qué sientes compitiendo con los mejores del mundo?

Mucha emoción, ya que el objetivo es intentar ganar a todos y ves que el nivel es altísimo, además de una gran presión por tener que demostrar lo mejor que eres capaz de hacer.

- ¿Qué es lo mejor de este deporte?

La capacidad de superarte y perder tus miedos, además de la experiencia de ''volar''.

- ¿Y lo más duro?

Cuando te caes alguna vez y pierdes la confianza en ti mismo para hacer las diferentes piruetas.

- ¿Qué te gustaría conseguir en el futuro? ¿ adónde te gustaría llegar?

Competir en los próximos campeonatos con la selección española absoluta y, por qué no, soñar con participar en las olimpiadas de Tokio 2020.

Pues mucha suerte, Alejandro, y ánimo con todo. A seguir luchando cada día y...¡sigue volando!