*

El Norte Escolar
 
El Norte Escolar

Hojas de papel

Colegio La Milagrosa

Salamanca

REDACCIÓN: Alba Avedillo Nieto, Irene Barbero Urrero, María Carvajal Delgado, Lucía García Hernández, Sergio Herrero Martín, Raquel Pozo García

El Aceite de Palma

El Aceite de Palma
Exprimiendo este fruto, obtenemos el aceite.

Hoy os traemos algo diferente de la receta diaria.

25.11.2017 - Irene Barbero

  • Current rating

28 votos

11 comentarios

 

El aceite de palma es el más utilizado del mundo, por delante del de soja o el de colza. Se produce a partir de los frutos de la palma africana (Elaeis guineensis) y se ha convertido en una materia prima usada a nivel global para la elaboración de una gran cantidad de productos de la industria alimenticia y cosmética.

El aceite de palma está desplazando a las grasas hidrogenadas, que se han demostrado nocivas para la salud. No obstante, este aceite es muy rico en grasas saturadas, por lo que está lejos de ser una alternativa idónea desde el punto de vista del equilibrio nutricional y es preferible no abusar de él.

Afortunadamente, ahora los fabricantes están obligados a detallar en el etiquetado de ingredientes el tipo de grasa vegetal que emplean en sus productos.

Un estudio estadounidense publicado en la revista "Globalization and Health" en el 2011 demuestra el vínculo entre el consumo de dicha sustancia y mayores tasas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares.

Los científicos descubrieron que cada kilo del aceite de palma conllevaba 68 muertes por cada 100.000 ciudadanos en varios países con menor poder adquisitivo. En otros con los niveles de vida más altos, este número fue de 17 muertes.

Según ha explicado María Garriga,(nutricionista del servicio de Endocrinología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid )el aceite de palma contiene el 50% de grasas saturadas. Si se consumen en exceso provocan el aumento de los niveles de lipoproteínas de baja densidad .

"Cuanto mayor sea su nivel en la sangre, mayor es el riesgo de sufrir enfermedades coronarias"

 

Muchas son las  preguntas, que  se nos pasan por la cabeza a la hora de hablar sobre este aceite, de las cuales no obtenemos la respuesta. A continuación, una pequeña selección sobre estas dudas que tenemos.

¿De cuántas cantidades hablamos en las que encontramos Aceite de Palma?

Hablamos de una gran cantidad diaria:

¿Quién no desayuna algo de bollería o a media mañana toma algo del mismo estilo? ¿Quién no mete una pizza congelada en el horno?

¿Quién no compra en el supermercado cualquier tipo de salsas, snacks, crema de cacao, pan, picatostes o tortitas?

Si es tan malo, ¿ por qué está tan presente?

Porque es barato y aporta un sabor y una fusión excelente. 

Aunque si esto mismo se lo preguntásemos a la Alianza Europea del Aceite de Palma, nos contestarían algo como? ?Porque no está prohibido, por lo tanto se puede utilizar?

¿ A pesar de todo esto, el aceite es ecológico?

Tampoco. Su cultivo está acabando con especies como el tigre de sumatra o el orangután. es muy difícil que el cultivo de palma aceitera sea sostenible, ya que es un monocultivo que se da en zonas tropicales, y suele estar asociado a pérdida de biodiversidad, deforestación y contaminación.

No se puede seguir expandiendo el Aceite de Palma por la costa de la Selva Tropical ya que está en una situación de riesgo.

Todo esto únicamente es el principio: Solamente el 30% del aceite de palma que consumimos en Europa es sostenible.

 

A continuación, os dejo algunos usos que este aceite tiene en muchos alimentos y productos cercanos a nosotros:

Cremas y coberturas
Se derrite a mayor temperatura que el chocolate, por eso es idóneo para mantener y almacenar las coberturas, pero en la boca funde peor.
 
Productos para untar
Por la cantidad de grasas saturadas que contiene y que facilitan el untado, hace que se utilice en cremas de cacao y en margarinas.
 
Snacks y pasteles
En galletas, tostadas o bollería industrial, como sustituto de las grasas hidrogenadas, poco cardiosaludables, y de la mantequilla, que es más cara.
 
Precocinados
Se enrancia menos y su precio es bajo, por eso se usa para elaborar muchos platos de comida preparada.
 
Chips y aperitivos
Porque aguanta más frituras que otras grasas. Aunque en España se usa en su lugar aceite de girasol o de oliva.
 
Productos de limpieza
Es parte clave de la fórmula de jabones y detergentes por estar presente en sus tensioactivos.
 
Cosméticos
Por su untuosidad, es una base óptima para muchos productos de belleza y cremas corporales.
 

comentarios

1

Carmen E. | 13-12-2017 14:26

Un artículo muy interesante. Deberíamos fijarnos más en lo que comemos y prestar atención a las etiquetas de los productos que consumimos. Ojo con lo que nos cuenta la publicidad a este respecto.

2

patricia | 03-12-2017 14:32

Gracias por la información Hojas de Papel

3

Helena | 03-12-2017 09:17

Muy buena información, Irene.

4

Marta | 30-11-2017 23:25

Gran información. Gracias.

5

BARBY | 29-11-2017 10:26

Gracias por la información. Gracias a HOJAS DE PAPEL

6

Alma | 28-11-2017 20:10

Muy buen artículo, Hojas de Papel

7

Pedro | 28-11-2017 20:10

Un producto que en muchos de los alimentos que ingerimos está presente, gracias por darnos a conocerlo tan profundamente.

8

Carmen | 28-11-2017 20:08

Un artículo muy importante para nuestra alimentación, gracias, Hojas de Papel.

9

Carmen D. | 27-11-2017 22:10

Este es un artículo muy interesante sobre un producto que está mucho más presente en nuestra vida de lo que yo creía. Gracias por las explicaciónes claras que dais en el.

10

Roy | 26-11-2017 17:20

Muchas organizaciones, como Greenpeace, llevan años denunciando la tala indiscriminada en lugares como la Amazonía para la posterior reforestación con palma y especies no endémicas similares, debido a la gran demanda por parte de la industria alimentaria. Las consecuencias, como bien decís, para muchas especies que habitan esos lugares son irreversibles, pues se destruye su hábitat de la noche a la mañana.

11

Pilar | 25-11-2017 20:25

Enhorabuena una vez más al equipo de Hojas de Papel por este interesantísimo reportaje!.