*

El Norte Escolar
 
El Norte Escolar

La Voz Del Cora

Colegio Corazón de María

Zamora

REDACCIÓN: María Ramos Fermoselle, Paula Álvarez Teso, Miguel Rodríguez Romero, Celia Pérez Zapater, Lucía Martín García, Mario Garzón Iglesias

UN CORAZÓN NUEVO

UN  CORAZÓN NUEVO

El cantante portugués Salvador Sobral, vencedor del último festival de Eurovisión, fue sometido con éxito este viernes 8 de diciembre de 2017 a un trasplante de corazón en el hospital Santa Cruz de Lisboa y evoluciona muy bien tras la intervención, según el equipo médico que lo operó.

16.12.2017 - Marta Teruelo

  • Current rating

2 votos

0 comentarios

El jefe del equipo médico que le intervino, Miguel Abecassis, ha explicado este sábado en rueda de prensa que Sobral está ingresado en la unidad de cuidados intensivos del centro y que  está recuperándose  bastante bien. Abecassis ha asegurado que el cantante está muy animado y que, aunque el proceso de recuperación será largo y costoso, confían en que pueda volver a tener una vida completamente normal.

El cantante, de 27 años,ingresó en septiembre en busca de un órgano compatible para poder realizar el transplante.Cundo le dieron la noticia de que al fin podía ser intervenido,Salvador le deseó buena suerte a su médico y le pidió que pusiese música clásica,según ha desvelado este sábado  el cirujano.

Las primeras palabras que pronunció tras despertarse después de la operación fueron de agradecimiento hacia todo el equipo medico que había hecho oposible su intervencion. En rueda de prensa, los doctores que lo tratan informaron de que no es posible hacer una previsión de cuánto tiempo va a estar ingresado, aunque afirmaron que esperan que pueda regresar a los escenarios lo antes posible. 

En los últimos meses, Sobral se ha mantenido al margen de los rumores y noticias aparecidos en la prensa portuguesa y extranjera sobre su salud y apenas ha dado detalles sobre su situación. En septiembre, anunció que se retiraba de los escenarios por su frágil salud y dio un último concierto en Estoril, a unos 30 kilómetros de Lisboa, tras un verano repleto de actuaciones con aforo completo.