*

El Norte Escolar
 
El Norte Escolar

NEWS EXPRESS

Instituto Politécnico Cristo Rey

Valladolid

REDACCIÓN: Julia de la Madrid Santos, Vera Mata Cabezón, Victor Misiego Monedero, Félix Frontela

INVESTIGADORES DEL COSMOS: DE VALLADOLID AL UNIVERSO

Foto INVESTIGADORES DEL COSMOS: DE VALLADOLID AL UNIVERSO
Vera Mata y Santiago, técnico especialista en equipos e instrumentalización del proyecto NANOCOSMOS en Valladolid

Entrevistamos a Santiago Mata, técnico especialista en equipos e instrumentalización del proyecto NANOCOSMOS

10.12.2017 - Vera Mata

  • Current rating

3 votos

0 comentarios

Todos somos polvo de estrellas, una afirmación poética, pero también cierta al mismo tiempo.

Nos adentramos en el proyecto de investigación europea NANOCOSMOS

En el proyecto "NANOCOSMOS"  participan investigadores de toda Europa, pues está financiado por los fondos europeos y tendrá unas importantes repercusiones en el mundo de la astrofísica nanotecnia y química de superfícies, tanto a nivel científico como tecnológico y, además, tendrá un impacto enrome sobre nuestra visión actual del universo.

Este trabajo de investigación está estudiando el polvo cósmico que se forma en el entorno de las Gigantes Rojas.

DE VALLADOLID AL UNIVERSO

Visitamos las instalaciones del área de Química Física en el edificio de investigación QUIFIMA de la Universidad de Valladolid, uno de los lugares clave donde se está llevando a cabo este proyecto. Una vez allí, Santiago, nos lleva a través de distintas salas del lugar y nos va explicando las últimas investigaciones al respecto que, desde Valladolid, se está llevando a cabo, construyendo grano a grano el saber científico.

En el proceso de investigación "se crecrea el espacio en cápsulas de vacío", nos cuenta y "utilizamos instrumentos como antenas. Las antenas del radiotelescopio ALMA son móviles, se van distribuyendo de manera que apunten hacia donde quieran recopilando datos".

En el centro de investigación los científicos trabajan con moléculas sometiéndolas a diferentes procedimientos y temperaturas mediante complejas técnicas, aislándolas para identificar como absorven radiación o bien como la emiten para identificar de esta forma las propiedades físicas de la materia, es decir, como rota, como vibra o como responde a ciertos estímulos.

Santiago nos explica como "las moléculas, siempre en forma gaseosa, pasan a través de las entradas a unas determinadas condiciones de vacío o temperatura, entonces emitimos una radiación y en la otra parte tenemos un detector, de esta manera se va recogiendo la misma radiación porque la molécula empieza a absorberla, dando un pico en el sistema a determinada frecuencia"

Dependiendo de los picos que se registren, nos explica, identificamos y caracterizamos la molécula para compararla con los resultados obtenidos en el radiotelescopio.

Santiago nos cuenta que la ventja del telescopio ALMA es que detecta emisiones en estado natural, ya que, por ejemplo, este proyecto trata de reproducir el polvo cósmico que se produce en los alrededores de las Gigantes Rojas, de esta manera, puede captarse las señales de forma directa mientras que desde el centro de investigaciones de Valladolid tratan de emular las condiciones, "lo cual es bastante complicado", afirma.

"Estudiamos la emisión molecular en condiciones parecidas al espacio y utilizamos diferentes aparatos para llevar a cabo dicho procedimiento".

Para entender de una forma más precisa el objeto de la investigación, fue necesario entender antes el ciclo de vida de las estrellas. Cuándo en el espacio se empieza a acumular una enorme nube de hidrógeno, esta nube comienza a comprimirse hasta que la fuerza y temperatura de esa compresión da lugar a una fusión nuclear, lo cual es el nacimiento de la estrella. En un segundo ciclo se sigue comprimiendo hasta que en otra fusion nuclear se forma el Helio conformando otras reacciones hasta que la estrella vuelve a crecer mermando su energía y creando nuevos átomos. Una vez en esta fase es el núcleo de la propia estrella donde aparece el Hierro hasta el final colapso y explosión de la misma, dando lugar a una Gigante Roja.

LAS MÁQUINAS PARA EL ESTUDIO

Entre una sala y otra, nos adentramos por un pasillo que va a dar a una sala grande interconectada con otras más pequeñas. Una vez allí, podemos observar el espectómetro de milimétrica, un curioso instrumento utilizado para someter a las partículas a altas temperaturas (pudiendo llegar a 1.000 ºC).

La idea, como bien comenta, es obtener datos y comparar con otros recogidos a su vez por las emisiones que han sido obtenidas por los telescopios.

Las maquinas utilizadas no dejaban de asombrarnos y su funcionamiento se hacía casi incomprensible para una mente no profesional ni científica como la nuestra. Muy amablemente, Santiago nos enseñó su funcionamiento con láseres de alta potencia, teniendo que utilizar gafas de protección para evitar quemaduras oculares.

Nuestro paso por el edificio de investigación fue muy entretenido, no obstante, es necesario resaltar que el equipo de investigación vallisoletano también son pioneros en la realización de otros proyectos como la caracterización de aminoácidos. Como bien comenta Santiaga, "hemos conseguido azúcares, péptidos y hemos caracterizado más de 20".

Finalizamos nuestra visita a las instalaciones con un buen sabor de boca y afirmando algo tan cierto como que somos ciertamente polvo de estrellas. Como dijo Carla Medina en Luna de sal: "Para que una estrella nazca, hay una cosa que debe suceder": 

Una nebulosa gaseosa debe colapasarse

Así que colápsate, desmorónate

Esta no es tu destrucción, es tu nacimiento...

Resultado de imagen de nanocosmos