*

El Norte Escolar
 
 
El Norte Escolar

Los Periodísimos

Colegio Divina Pastora

León

REDACCIÓN: Sofía Álvarez Gómez, Alba Ferrero Fierro, Carla Martín Sánchez, Arturo Aller Fuertes, Marco González García, Mario Villanueva Ibáñez

ESCARABAJO CIERVO VOLANTE: LO QUE NECESITAS SABER

ESCARABAJO CIERVO VOLANTE: LO QUE NECESITAS SABER
Espécimen de ciervo volante

Insecto con peculiares y enormes mandíbulas que parecen la cornamenta de un ciervo.

25.11.2018 - Colegio Divina Pastora

  • Current rating

49 votos

0 comentarios

Lo que más resalta de este escarabajo es su gran tamaño, considerado uno de los más grandes en el continente europeo y que es una especie en moderado peligro de extinción.

Los machos de esta especie pueden medir entre 3 y 9 centímetros frente a los 2 o 5 centímetros de las hembras. También las mandíbulas de los machos están más desarrolladas. Es importante tener en cuenta que es una herramienta ya que por lo general suelen combatir haciendo uso de dichas mandíbulas.

Pueden estar cinco años siendo larvas pero cuando se desarrollan su esperanza de vida se limita a 15 días o a un mes. Se conoce además que durante esta etapa es donde tiene la capacidad de volar y lo realiza a una velocidad de unos 6 kilómetros por hora. Por lo general los hábitos de esta especie son nocturnos.

En cuanto a su alimentación siendo larvas es principalmente madera en descomposición, por ello vive cerca de los bosques. Una vez que el escarabajo ciervo llega a adulto se alimenta de la savia encontrada de algunas plantas, y el jugo o extracto de frutas maduras.

El ciervo volante es de color oscuro con zonas rojizas, tiene tres pares de patas, cabeza y tórax.

Ponen los huevos en la corteza de los árboles caídos o en madera en descomposición para que sus larvas tengan comida.

La limpieza de los bosques y la urbanización provocan que su hábitat este desapareciendo, si se retiran los árboles muertos no tienen donde reproducirse ni como alimentarse. Por ello es un insecto en moderado peligro de extinción. Nos preocupa su supervivencia ya que su población está disminuyendo.

Son claves para la salud de los bosques debido al apetito voraz de sus larvas, descomponedores fundamentales en este proceso. La protección de los bosques sin intervención humana será imprescindible para la salud de los bosques y la no extinción de los escarabajos ciervos volantes.