*

El Norte Escolar 2019
 
 
Renault
Acor
El Norte Escolar 2019

Informativos Colectivos

IES María de Córdoba

Las Navas del Marqués (Ávila)

REDACCIÓN: Juan José Blanco, Cristina Segovia, Tirso Verniere, David Moral

Amor y desamor

Lírica primitiva

15.12.2019 - Cristina Segovia Rodríguez

  • Current rating

0 votos

0 comentarios

La primera manifestación literaria en lengua romance parece ser de carácter lírico, de ahí que la llamada lírica tradicional sea la que nos proporciona testimonios más añejos del cultivo estético de las lenguas romances.

 

Entre los siglos XI y XV se desarrollaron tres fenómenos paralelos: las jarchas mozárabes, las cantigas de amigo y la lírica popular castellana. En todos los casos se trata de una poesía de tipo popular caracterizada por la anonimia, transmisión oral, la brevedad, los versos de arte menor y el empleo de repeticiones. A fin de que entendamos un poco lo que es cada cosa, lo explicaremos a continuación brevemente.

Las jarchas mozárabes son los primeros testimonios de la lírica peninsular en lengua romance. Son breves poemas escritos en mozárabe, lengua romance hablada por los cristianos que vivían en los territorios árabes. Se incluían al final de composiciones cultas árabes o hebreas denominadas moaxajas. En las jarchas, una muchacha lamenta la ausencia del amado, dirigiéndose, en ocasiones, a su madre o hermanas.

En la lírica galaicoportuguesa, destacan las cantigas. Las cantigas son composiciones escritas en gallegoportugués. Por lo tanto, las composiciones de la lírica galaico-portuguesa pueden clasificarse en dos grandes grupos: las de carácter culto, como pueden ser las cantigas de amor y las cantigas de escarnio y de carácter popular como las cantigas de amigo.

En las cantigas de amor los caballeros se lamentan del desdén de la amada y en las cantigas de amigo una joven enamorada llora la ausencia del amado y nos propone su dolor en forma de confidencias a su madre o a sus amigas, o dialogando con la naturaleza.

Y para finalizar, la lírica tradicional castellana se difundió oralmente hasta el siglo XV, momento en el que comenzó a ser recopilada en cancioneros. Se trata de composiciones de tema variado; de fiesta, de boda, de trabajo, etc.. en las que aparece el amor, la queja por el amado ausente, la chica que se enamora o la mujer malcasada.

En conclusión, las jarchas, las cantigas de amigo y los villancicos pertenecen a la lírica popular y tratan sobre temas que interesan al pueblo, ya que era una de las maneras de entretenerlo durante la Edad Media. El tema principal de esta época fue el amor y los trovadores eran los encargados de componer la letra y cantar los poemas de pueblo en pueblo.