*

El Norte Escolar 2019
 
 
Renault
Acor
El Norte Escolar 2019

Informativos Colectivos

IES María de Córdoba

Las Navas del Marqués (Ávila)

REDACCIÓN: Juan José Blanco, Cristina Segovia, Tirso Verniere, David Moral

La diversión adolescente

Jóvenes y alcohol

15.12.2019 - Cristina Segovia

  • Current rating

0 votos

0 comentarios

El alcoholismo es un tema muy serio debido a que cada día muchos jóvenes empiezan a beber en edades comprendidas entre los 12 y 14 años.

Por un lado, el alcoholismo es el primer problema de drogas de nuestro país, con graves consecuencias sobre la salud de las personas implicadas, con unos claros efectos perjudiciales de afectan a la familia, al trabajo y a las relaciones personales. Hoy en día, los jóvenes consumen alcohol a edades muy tempranas y casi siempre los fines de semana. Yo creo que es una manera que utilizan para evadirse de los problemas, divertirse más y en el ámbito de las amistades, para no ser inferiores a los demás.

Debido a que estamos en pleno cambio de niños a adolescentes, es una etapa un poco dura para nosotros, porque nos afecta todo mucho y nos creemos que somos muy maduros y, en realidad, no. Pienso que en esta etapa los padres tienen un papel superimportante con nosotros, principalmente, para guiarnos por el buen camino y no desviarnos, para aconsejarnos, etc?

El problema es que nos creemos que lo que nos dicen nuestros padres es todo lo contrario, que lo hacen para fastidiarnos, para que no nos divirtamos. Al principio de empezar a beber tan joven, no te das cuenta de los problemas que puede tener con el paso del tiempo. Nos lo tomamos de forma divertida, si por una o dos no pasa nada, pero con el paso del tiempo, esa copa o dos, si no lo controlas se pueden convertir en seis o siete cada fin de semana y a la larga comenzarán a beber hasta los días de diario.

Para continuar, hay que decir que ni nos damos cuenta de los problemas que puede suponer beber alcohol. El alcohol deprime el sistema nervioso central. En algunas personas, la reacción inicial puede ser la estimulación. Sin embargo, a medida que sigues bebiendo, te vas sedando. La ingesta excesiva de alcohol te afecta en el habla, la coordinación muscular y los centros vitales del cerebro. Una borrachera excesiva puede, incluso, provocar un coma potencialmente fatal o la muerte. Esto es particularmente preocupante si tomas ciertos medicamentos que también deprimen el funcionamiento del cerebro.

Para finalizar, muchas personas que padecen un trastorno relacionado con el consumo de alcohol dudan en tratarse ya que no reconocen que tienen un problema. La intervención por parte de la familia puede ayudar a algunos a reconocer el problema y aceptar que necesitan ayuda profesional. Si te preocupa alguien que bebe en exceso, pídele ayuda con un profesional.