El Norte Escolar 2020
 
 
Renault
Acor
El Norte Escolar 2020

LOS ORIGINALS

LA MERCED

VALLADOLID

REDACCIÓN: Jorge Rodríguez, Daniel Aylagas, Aidan Ruiz, Alejandro Fariñas, Guillermo Magaña, Alejandro Pérez

CAMBIOS NOCTURNOS

Historia de miedo para divertirse un poco, escrita por Guillermo Magaña

12.11.2020 - Guillermo Magaña

  • Current rating

54 votos

0 comentarios

Estábamos emocionados, íbamos a ir a un camping de excursión. El bosque era grande y había un río en el que podíamos bañarnos o incluso hacer piragüismo. Dormiríamos en sacos de dormir en cabañas por equipos, yo iba a ir con algunos de mis mejores amigos. Habíamos tenido un maravilloso día, lleno de risas; así que me quede dormido en seguida.

A la mañana siguiente me encontré a mis amigos muy asustados, me dijeron que por la noche vino un lobo y entró en la habitación, se lo dijimos a los profesores, que nos dijeron que era muy raro que un lobo se hubiera acercado tanto y menos si iba solo y no teníamos comida, y nos dijeron que sería un perro grande pero que igualmente no queríamos que se comiera nuestra comida así que se lo comentamos a los monitores de la excursión, que nos dieron unas velas para que no oliera la comida y un candado para la puerta.

A pesar de todos nuestros esfuerzos volvió a entrar o eso me dijeron mis amigos, ya que esa noche tampoco lo logré ver. Nos cambiaron de cabaña y nos pusieron con otros niños que estaban en la cabaña de al lado y pusieron una cámara dentro. Esta noche era especial, era la última noche que pasaríamos allí, teníamos planeado cenar todos juntos alrededor de una hoguera mientras contábamos historias de miedo. Acabamos redondos como una pelota del gran festín y fuimos a dormir pronto.

Me desperté con el gritó de Dani, encontrando los cadáveres del resto de mis amigos en el suelo con marcas de garras, solo podía significar una cosa, Dani era un hombre-lobo o mejor dicho un niño-lobo, salí corriendo de la cabaña mientras gritaba y lloraba, como me podía haber ocultado eso, era un monstruo.

Llegué a la sala de las grabaciones donde podría ver más detenidamente que había sucedido, tal vez me había precipitado y era el lobo. Tras ver las grabaciones lo comprendí todo, nunca volvería ver las cosas igual después de esto. Las imágenes fueron horribles, aterradoras y sin piedad, en ellas descubrí la verdad, soy un hombre-lobo.