El Norte Escolar 2021
 
 
Renault
Acor
El Norte Escolar 2021

Últimas novedades

Colegio Medalla Milagrosa

Zamora

REDACCIÓN: Lucía Matellán, Alba Domínguez, Alejandra Rivera, Dalia Vasileva, Vasilena Vasileva

Turquía ofrece a España cooperar en construir un megaportaaeronaves y nuevos submarinos

Turquía ofrece a España cooperar en construir un megaportaaeronaves y nuevos submarinos

Erdogan justifica ante Sánchez su salida del Convenio de Estambul contra la violencia machista para ?no manchar el concepto de familia?

17.11.2021 - Alejandra

  • Current rating

2 votos

0 comentarios

Los gobiernos de España y Turquía han acordado cooperar en la construcción de un segundo portaaeronaves y una nueva serie de submarinos para la Marina turca, como muestra de la sintonía entre ambos países, especialmente en materia de defensa. Así lo ha anunciado el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, al término de la VII Reunión de Alto Nivel (RAN) hispano-turca celebrada en Ankara.

Turquía ya ha construido un buque de asalto anfibio con diseño del astillero español Navantia, el Anadolu (Anatolia), que debe estar operativo en el primer trimestre de 2022. Y en el contrato con el astillero público español figuraba la opción de construir un segundo buque, pero Erdogan ha dejado claro que lo quiere “más grande” que el primero. No ha precisado las dimensiones, pero el Anadolu ya es del mismo tamaño que el Juan Carlos I, el mayor buque de la Armada española, con más de 230 metros de eslora y 26.000 toneladas.

Además, el presidente turco ha expresado su voluntad de trabajar con España en otros proyectos militares, como una nueva serie de submarinos basada en el S-80 que Navantia construye para la Armada española. Alemania ha vendido a Turquía seis sumergibles de la clase Reis, por unos 4.000 millones de euros, pero el proyecto con España sería a medio plazo y, como en el caso de los portaaeronaves, se supone que incluiría transferencia de tecnología. La declaración conjunta difundida al término de la cumbre menciona también la voluntad de “emprender proyectos conjuntos de sistemas aéreos, terrestres y navales no tripulados”, así como en las aéreas de satélites y espacial.

La Comisión de Defensa del Congreso ha aprobado este miércoles una resolución en la que pide aplicar el protocolo de verificación de las exportaciones de armas a Turquía, Egipto e Irak por el riesgo de desvío al conflicto libio, actualmente en vías de pacificación.

Turquía preveía inicialmente dotar al Anadolu con cazas estadounidenses F-35, pero Washington vetó la operación después de que Erdogan comprara a Putin el sistema de defensa aérea S-400, lo que provocó la alarma de los demás aliados de la OTAN. Preguntado si es cierto que Turquía va a fabricar componentes del sistema militar ruso, Erdongan no ha querido contestar, alegando que se trata de un “asunto privado” entre Moscú y Ankara.

En la rueda de prensa conjunta con el presidente Pedro Sánchez, el presidente turco ha justificado su decisión de abandonar el Convenio de Estambul, el único instrumento jurídico internacional para luchar contra la violencia machista. Tras eludir inicialmente una respuesta, ha asegurado que su país “ya ha dado los pasos” que plantea el convenio para “eliminar esa lacra social” y que la mujer “es sagrada” y “el concepto de familia muy sensible” en Turquía, por lo que “no se puede manchar”. En realidad, Erdogan ha cedido para asegurarse el apoyo de los sectores musulmanes ultraconservadores, que se oponen al Convenio de Estambul, como en España Vox.

España es uno de los mejores socios de Turquía en Europa. No solo mantiene desde 2015 una batería de misiles Patriot en su frontera con Siria, como muestra de solidaridad aliada, sino que apoya su ingreso en la UE, un objetivo inviable dada la oposición frontal de socios como Francia. Mientras llega ese día, respalda el objetivo de Ankara de integrarse en la unión aduanera y conseguir la liberalización de visados para sus ciudadanos.

Sánchez ha iniciado su programa en Ankara con una visita al mausoleo de Atatürk, el padre de la Turquía moderna, acompañado por su esposa, Begoña Gómez. A continuación se ha dirigido al palacio de Erdogan, un recinto de 200.000 metros cuadrados (40.000 de ellos, construidos) en el centro de la capital turca, cuyo coste se estima en 275 millones de euros, donde le ha rendido honores la guardia de honor presidencial. El complejo se inauguró en 2014, cuando Erdogan pasó de primer ministro a presidente. En total, lleva 18 años en el poder, aunque se ha escorado hacia posiciones cada vez más autoritarias tras el frustrado golpe de Estado de 2016.

España y Turquía han calificado su relación de “asociación integral” y han acordado crear un mecanismo permanente de seguimiento de la misma en los respectivos ministerios de Exteriores. Erdogan ha agradecido la “muestra de confianza” en la economía de su país que ha supuesto la decisión del BBVA de lanzar una OPA sobre el 50% de su filial turca y ambos gobiernos se han fijado como objetivo llegar a los 20.000 millones de euros anuales de intercambio comercial (13.000 millones en 2019).

En la cumbre han participado las vicepresidentas segunda y tercera del Gobierno, Yolanda Díaz y Teresa Ribera, y los ministros de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares; Defensa, Margarita Robles; Interior, Fernando-Grande Marlaska; e Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que han firmado media docena de acuerdos de intenciones con sus homólogos turcos.